Archivo de etiquetas| ropa

Un mes lleno de novedades

Hola de nuevo a todos, os hemos tenido un poco abandonados, perdón en primer lugar, hace más de un mes que no escribía nada en el blog, si habéis echado un ojo al facebook o al twitter, habréis notado que ha sido un poco “loco” el último mes, pero por suerte plagado de cosas nuevas, hemos sacado una colección completa de baberos nuevos, hemos realizado dos nuevos diseños de mantas de bebe, nos hemos embarcado en otro proyecto, de índole personal, que nos ha tenido y nos tiene bastante liados (pero que guardaré en secreto, no creo que tengáis ganas de que os aburran con temas como, trajes, invitaciones, pruebas de menú, etc…) y la gran novedad del año, hemos tenido una sobrina que automáticamente se ha convertido en modelo en exclusiva nuestra, así como veis ha sido un mes cargadito de proyectos y novedades que me ha alejado un poco del blog. Os pongo unas fotos de la nueva colección de baberos y de las mantas infantiles, si os gustan podréis encontrarlo en nuestra tienda, ¡ah la modelo ya la tenemos blindada en exclusividad!

Las mantas de cochecito de bebé.

Y nuestra modelo en exclusividad.

carol

535749_425030204251759_1257112545_n

A ponerse las pilas.

Ha sido una semana de muchos proyectos y de mucha faena, ha sido una semana de días de 25 horas, de jornadas maratonianas, de preparar stock, de horas y horas haciendo baberos, cosiendo camisetas, rematando bodis, diseñando y creando bolsos, horas de planchado y más de una vez montar y desmontar en casa la mesa de exposición que pusimos en el Cool Craft Market, finalmente llegó el sábado y todas las horas, los días invertidos cumplieron su fín, a montar , exponer y pasar todo el día en el Cool Craft, vendiendo y conociendo a otros crafters, la verdad que fue un día muy interesante y entretenido, y ante todo dar las gracias a Silvia de Chita Lou y todo su equipo, por todas horas que han invertido en organizarlo todo,  el buen trato y la acogida. Ya pasado el Cool Craft, de nuevo horas de faena, hay que colocar cada cosa en su sitio de nuevo, realizar nuevos productos (hay que reponer lo vendido) y diseñar encargos que nos hicieron ese día, con lo cual no hay más remedio que ponerse las pilas y de nuevo a echarle horas y horas de trabajo, de diseño, de costura, ufff de plancha y vuelta a empezar, pero de nuevo ilusionado y con una sonrisa, es lo que pasa cuando uno hace lo que le gusta.